ADJETIVOS LATINOS

Los puntos iniciales de los adjetivos latinos:

Cómo se enuncian:

Los adjetivos se enuncian poniendo el nominativo singular en los tres géneros: masculino, femenino y neutro.

Ej.: altus, -a, -um.

Clases de adjetivos:


Los adjetivos latinos se pueden agrupar en dos tipos:

1. Primera clase: se declinan utilizando las terminaciones de la primera y segunda declinaciones. Se utiliza la segunda declinación para el masculino y el neutro, y la primera para el femenino.



external image L-10-2.gif
external image L-10-2.gif



2. Segunda clase: se declinan utilizando las terminaciones de la tercera declinación. Según las terminaciones que presenten en el nominativo singular, se agrupan en:
- Adjetivos de una terminación: sólo tienen una forma en el nominativo singular para masculino, femenino y neutro. En este caso su enunciado es igual al de los sustantivos (nominativo y genitivo), pero con la diferencia de que no le asigna ningún género, pues los adjetivos carecen de él.
Ej.: ingens, -ntis.
- Adjetivos de dos terminaciones: tienen en el nominativo singular una terminación para masculino y femenino, y otra para el neutro.
Ej.: fortis, -e.
- Adjetivos de tres terminaciones: presentan en el nominativo singular una terminación para cada género.
Ej.: acer, acris, acre.
La distinción entre adjetivos de una, dos o tres terminaciones no es muy relevante, ya que, exceptuando el nominativo singular, el resto de la declinación es idéntica.




external image L-11-4.gif
external image L-11-4.gif




=== Cómo funcionan: El adjetivo debe concertar en género, número y caso con un sustantivo. Grados de significación: 1. Grado comparativo. Los grados sistemáticos de comparación son: inferioridad, igualdad y superioridad. La comparación de inferioridad e igualdad se hace en latín de forma similar al español: con un adverbio modificando al adjetivo en grado positivo y el segundo término (que irá en el mismo caso que el primero) introducido por quam. Titus minus doctus quam Marcus est. Titus tam doctus quam Marcus est. La comparación de superioridad en latín ofrece un sistema diferente. La perífrasis magis ... quam (esp.: más ... que) la podemos encontrar en latín, pero en muy pocos adjetivos (los terminados en -eus, -ius, -uus). El comparativo de superioridad se forma regularmente con el sufijo -ior, -ius, añadido a la raíz del adjetivo. Este sufijo se declina por la tercera declinación, como un adjetivo de dos terminaciones de tema consonántico. Veamos un ejemplo con el comparativo de superioridad del adjetivo fortis, -e.
external image L-11-6.gif
external image L-11-6.gif

===