Casos del latín
Los CASOS son las diferentes formas que pueden adoptar los sustantivos, adjetivos y pronombres según la función que desempeñen en la oración.
Los sustantivos latinos se ajustan, para añadir las terminaciones de cada caso, a cinco modelos diferentes: son las cinco DECLINACIONES. Cada sustantivo pertenece a una declinación y, ajustándose a ese modelo, añadirá las terminaciones correspondientes para marcar los casos.
external image img_como_aprender_nociones_basicas_de_latin_263_orig.jpg

====¿Cómo se declina un sustantivo?====
Lo primero que hemos de hacer para declinar un sustantivo es determinar a qué declinación pertenece. Para ello basta con mirar la terminación del genitivo –segunda forma del enunciado-:
- Primera declinación: genitivo –ae
- Segunda declinación: genitivo –i
- Tercera declinación: genitivo –is
- Cuarta declinación: genitivo –us
- Quinta declinación: genitivo -ei

Una vez determinada la declinación, extraemos la raíz del sustantivo, que es donde vamos a añadir las desinencias casuales. La raíz del sustantivo es lo que nos queda al quitarle la terminación al genitivo:
Sustantivo: puella, Puellae* Declinación: primera (genitivo –ae)* Raíz: puell- ae
Aunque más adelante estudiaremos con más detenimiento los valores de los casos, aquí tienes los principales:
- Nominativo: es el caso del sujeto de las formas personales del verbo
- Vocativo: es el caso de la apelación, para llamar la atención a una segunda persona
- Acusativo: es el caso del complemento directo y de algunos circunstanciales
- Genitivo: es el caso del complemento del nombre.
- Dativo: es el caso del complemento indirecto
- Ablativo: es el caso de muchos complementos circunstanciales