Catón el joven
Catón nació en el 95 a. C. en Roma, hijo de Marco Porcio Catón y su esposa Livia Drusa. Quedó huérfano muy pronto, y fue llevado a vivir a la casa de su tío maternoMarco Livio Druso, quien también estaba a cargo de Quinto Servilio Cepio y Servilia Cepionis, hijos del primer matrimonio de Livia, así como de Porcia Catonis (hermana de Catón) y Druso Nerón (hijo adoptivo de Livio). Druso fue asesinado cuando Catón contaba cuatro años.
La leyenda de la terquedad de Catón comenzó siendo éste muy joven. Sarpedón, su tutor, decía de él que era un niño obediente e inquisitivo, aunque lento a la hora de dejarse persuadir de las cosas, y en ocasiones, un niño difícil. En una historia contada por Plutarco se dice que Quinto Popedio Silo, jefe de los marsos y defensor de la concesión de la ciudadanía romana a los pueblos de Italia, hizo una visita a su amigo Marco Livio, donde conoció a los niños de la casa, y en broma, pidió a éstos el apoyo para su causa. Todos ellos comenzaron a bromear y sonreír excepto Catón, que miró fijamente al huésped de una forma sospechosa. Silo le pidió una contestación, y viendo que el muchacho no le contestaba, tomó a Catón y le colgó sujeto de los pies por la ventana. A pesar de ello, Catón no le dijo nada.
Como amigo de su familia, a Lucio Cornelio Sila, el dictador romano, le gustaba hablar con Catón y con su inseparable hermanastro Cepio, y apreciaba su compañía a pesar de que el joven adolescente desafiara sus opiniones en público.
external image 250px-Marcus_Porcius_Cato.jpg